iPile – Prueba de Integridad de Pilotes – entrevista al Dr. Hamed Layssi en DFI

El objetivo de la prueba es caracterizar la calidad de un pilote ya construido. Es una prueba dinámica de tipo no destructiva.

Solicite su cotización AQUÍ

Descuento del 15% hasta el 31 de Noviembre del 2019.

Aplicando esta prueba, la normativa internacional, permite incrementar el tope estructural de los pilotes.

Se emplea en varios tipos de pilotes, como: pre-excavados, hincados o de hélice continua; la prueba se hace bajo la norma ASTM D5882.

Sus ventajas son múltiples como la detección de defectos o anomalías peligrosas, tales como: fracturas mayores, estrechamientos o estrangulamientos, incrustaciones de suelos u oquedades, y la determinación de la longitud de los pilotes.

Las limitantes del ensayo son básicamente la no detección de defectos pequeños.

El PIT emplea la teoría de la propagación de onda, el cual consiste en generar una onda, con ayuda de un martillo, sobre la superficie del pilote, esta onda se propagará a lo largo del pilote hasta encontrar el contacto con el suelo, donde la onda se reflejará y volverá a superficie, el tiempo que gasta la onda en realizar esto será medido por un acelerómetro ubicado sobre la superficie del pilote.